preencha o campo busca
ok
preencha o campo login preencha o campo senha
ok
< voltar

Artigos

Mejorando la Calidad del Gasto Público

Florencia Ferrer
12/2011

En los gobiernos se torna cada vez más necesario crear condiciones económicas eficientes que permitan generar más y mejores políticas públicas.

Atendiendo al respaldo que los ciudadanos dieron al Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner en las urnas, sabemos que el Gobierno Nacional necesitará disponer de más y más recursos, más aún con solo atender al crecimiento vegetativo.

Entonces, ¿cómo continuar con los programas políticos sin aumentar impuestos, lo cual afectaría al país como un todo? ¿Cómo contar con más recursos con el mismo presupuesto? ¿Cuál es la receta? La base siempre es desburocratizar, ya que es en el re-trabajo, en los excesos de papeles, en los archivos y en la demora donde se generan costos de operación innecesarios para el Estado.

Como ejemplo de algunos trabajos de reducción de costos, en el Estado de São Paulo se migró el pago de un impuesto (IPVA) al estadío final de gobierno electrónico, eliminando toda intervención humana y toda necesidad de colas, pérdidas de tiempo en el tránsito, pérdida de tiempo de funcionarios públicos, etc.

Así, se redujo un 90% los costos de cada transacción. El estado de São Paulo ahorró 2,17 Billones u$d desde que implementó este sistema totalmente electrónico en 2003. Con sólo eliminar el tramite presencial de antecedentes penales en São Paulo, se ahorró más de 22 millones de dólares (u$d) en 5 años.

Definitivamente, lo que más revoluciona la eficiencia de la maquinaria pública son las compras electrónicas, pero no cualquier sistema, sino aquel en el que desde la demanda hasta el pago se hacen electrónicos, sin ninguna necesidad de intervención humana. Esta es una de las políticas que más ahorro genera, llegando a 253,3 u$d millones en São Paulo hasta la fecha y a 20,2 u$d billones para el Gobierno Federal hasta 2008.

Algunos procesos simples, como la matrícula escolar electrónica -además de mejorar notablemente la vida del ciudadano- producen una serie de externalidades positivas, como puede ser permitir el dimensionamiento real de la merienda (alimentación) y de los materiales, que no serán remunerados por la doble o triple matrícula que sucede con el proceso tradicional. Sólo con la implementación de este proceso, São Paulo redujo en 20 % los gastos de comida y materiales, dejando de tirar a la basura lo que compraba en exceso.

topo ^

Todos os direitos reservados a Florencia Ferrer ©2011